Compartir
Publicidad
[adrotate group="1"]


Autoridades incineraron 102 mil 609 matas de marihuana en Totonicapán y Huehuetenango. El Ministerio Público valora las matas en unos Q38.4 millones.

La erradicación y quema de las matas fue autorizada por el Juzgado de Primera Instancia Penal, informó el Ministerio Público.

Los investigadores señalaron que las plantaciones fueron localizadas en Piedra Tambor, del caserío Jocote Seco de la aldea San José Siguilá, Santa Lucía La Reforma Totonicapán.

Además en el paraje Patún de la misma aldea, así como en el caserío los Chipilines de la aldea Xepón Grande, del municipio Malacatancito, Huehuetenango.

La Fiscalía estableció que las plantaciones se encontraban en un área de 14 mil 555 metros cuadrados.

Compartir