Compartir
Publicidad
[adrotate group="1"]


La licenciada Karen Fischer, representante en el país de dicha marca, realizó diligencias de inspección, registro y secuestro de mercadería falsificada de la marca Puma en las Instalaciones de TCQ, departamento de Escuintla.

El decomiso consiste en 1920 pares de zapatos, que fueron embalados y secuestrados en presencia del Ministerio Público y de la División de Puertos, Aeropuertos y Puestos Fronterizos por los delitos de Violación a los Derechos de Propiedad Industrial.

Dicho delito tiene pena de prisión de 1 a 6 años y multa de Q.50,000.00 a Q.750,000.00; así como Casos Especiales de Defraudación Aduanera, el cual tiene pena de prisión de 7 a 10 años, más el pago del monto defraudado.

Compartir