Compartir
Publicidad
[adrotate group="1"]


Tailandia convertirá en un “museo viviente” la cueva donde estuvieron atrapados durante 17 angustiosos días los niños y el monitor del equipo de fútbol de ‘Los jabatos’, cuyo rescate ha tenido eco global y ha puesto en el mapa el norte del país.

El museo incluirá algunos objetos, como fotografías, ropa e instrumental de los equipos de salvamento.

Con más de diez kilómetros de longitud, se trata de la cuarta cueva más larga de Tailandia, tiene un trazado endemoniado.

La red de cuevas ya es conocida por los lugareños. Durante el primer kilómetro de la entrada a la caverna, las formaciones rocosas de piedra caliza se ciñen a los techos altos, creando una atmósfera casi de anfiteatro.

Su conversión en espacio museístico se anuncia cuando siguen pendiente de respuesta varias preguntas sobre el drama con resultado feliz

Compartir