Compartir
Publicidad
[adrotate group="1"]


Los líderes occidentales han decidido ignorar la exaltada reacción, en Twitter, del presidente estadounidense, Donald Trump, quien retiró su apoyo al comunicado de la Cumbre del G7 horas después del fin de la reunión, una actitud que podría repetirse en el futuro.

Un portavoz del primer ministro canadiense, Justin Trudeau, declaró que el Gobierno canadiense está concentrado “en todo lo que hemos conseguido aquí en la Cumbre. El primer ministro no dijo nada que no haya dicho antes, tanto en público como en conversaciones privadas con el Presidente”.

Varios de los otros países del G7 reafirmaron su apoyo y validez del comunicado final, en efecto, obviando la reacción de Trump, como ya le ignoraron en la Cumbre cuando propuso readmitir a Rusia.

Compartir